viernes , 21 junio 2024
Michael Nacke (izq.), y Ruslan Leviev.

Dos periodistas rusos exiliados condenados a 11 años Acusados de difundir noticias «falsas» sobre la guerra de Ucrania

Las autoridades no deben impugnar las apelaciones de los periodistas exiliados Ruslan Leviev y Michael Nacke y retirar los cargos.

Nueva York (CPJ) – Las autoridades rusas no deben impugnar las apelaciones de los periodistas exiliados Ruslan Leviev y Michael Nacke y retirar todos los cargos contra ellos, declaró el jueves el Comité para la Protección de los Periodistas.

El martes 29 de agosto, el Tribunal Basmanny de Moscú condenó a Leviev, fundador del proyecto de investigación independiente ruso Conflict Intelligence Team, y a Nacke, videobloguero residente en Lituania, a 11 años cada uno en una colonia penal por distribuir información «falsa» sobre el ejército ruso. A Leviev también se le impuso una prohibición de cinco años para gestionar un sitio web, y a Nacke se le impuso una prohibición de cuatro años, según informó Nacke al CPJ a través de una aplicación de mensajería.

Un fiscal del Estado había solicitado previamente penas de 13 años para los periodistas. Leviev y Nacke no estuvieron presentes en la vista y no tienen intención de regresar a Rusia para cumplir sus condenas.

«Las condenas de 11 años impuestas a los periodistas exiliados Michael Nacke y Ruslan Leviev son una prueba de que el acoso de las autoridades rusas a quienes se atreven a informar de forma independiente sobre la guerra en Ucrania no se detiene en las fronteras del país», ha declarado Carlos Martínez de la Serna, director de programas del CPJ. «Las autoridades no deben impugnar los recursos de los periodistas, deben retirar inmediatamente todos los cargos contra ellos y dejar que la prensa informe libremente sobre la guerra».

Los periodistas fueron acusados por un video del 5 de marzo de 2022 que Nacke publicó en su canal de YouTube, así como por la discusión de los periodistas sobre las acciones militares rusas en un video del 9 de marzo y del 16 de marzo de 2022 publicado en Popular Politics, un canal de YouTube dirigido por el equipo del líder opositor encarcelado Alexei Navalny.

En el vídeo del 5 de marzo, Nacke y Leviev hablaban del noveno día de la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia, incluido el bombardeo ruso del 4 de marzo de la central nuclear de Zaporizhzhia, en el sureste de Ucrania, y la aprobación de la ley que penaliza la información «falsa» sobre el ejército ruso.

En marzo de 2022, los legisladores rusos modificaron las leyes del país para imponer multas y penas de prisión de hasta 10 años por desacreditar o difundir información «falsa» sobre el ejército del país.

El tribunal condenó a los periodistas por tres cargos: distribución de información «falsa» en grupo, «por odio político» y creación de pruebas artificiales.

En su decisión del martes, el tribunal impuso penas por cada delito, según un abogado de Setevye Svobody, una organización rusa de asistencia jurídica para la libertad de expresión, que habló con el CPJ bajo condición de anonimato, alegando temor a represalias.

«Este veredicto sienta un precedente muy peligroso al sumar castigos por delitos distintos», declaró el abogado al CPJ. Las condenas de Leviev y Nacke son las más largas dictadas hasta ahora en virtud de la nueva legislación, según Nacke y el abogado, que añadieron que los periodistas tienen previsto recurrir.

Nacke, que calificó la sentencia de «injusta», «represiva» y destinada a «intimidar a todos los que publican información sobre los crímenes rusos en esta guerra», declaró al CPJ que el tribunal le negó la oportunidad de hablar por vídeo, llamar a testigos y rechazó las pruebas que presentó su defensa.

«[El vídeo del 5 de marzo incluye] imágenes del ejército ruso disparando contra una central nuclear en Ucrania», dijo Nacke al CPJ. «No se trata de una especulación nuestra, sino de los hechos registrados en vídeo».

Las autoridades rusas etiquetaron previamente a Leviev y Nacke como «agentes extranjeros». Por otra parte, el 10 de agosto, la fiscalía general rusa declaró las actividades de Conflict Intelligence Team como «indeseables». Las organizaciones que reciben la clasificación de indeseables tienen prohibido operar en Rusia, y cualquiera que participe en ellas o trabaje para organizar sus actividades se enfrenta a penas de hasta seis años de prisión y multas administrativas.

Por otra parte, el 28 de junio de 2023, el Tribunal de Basmanny condenó a Ilya Krasilshchik, antiguo editor del sitio web de noticias independiente Meduza y fundador del proyecto de medios de comunicación independientes HelpDesk.Media, por difundir información falsa sobre el ejército ruso y lo condenó a ocho años de cárcel en rebeldía. El tribunal también prohibió a Krasilshchik gestionar sitios web durante cuatro años.

Krasilshchik fue acusado por una publicación del 3 de abril de 2022 en su cuenta personal de Instagram sobre la supuesta implicación del ejército ruso en una masacre en la ciudad ucraniana de Bucha y por una entrevista del 14 de abril con el periodista independiente ruso Ilya Shepelin.

«Creo que es un honor ser condenado por decir que Rusia es responsable de [la] masacre de Bucha», dijo Krasilshchik al CPJ a través de una aplicación de mensajería.  Krasilshchik abandonó Rusia en 2022 y no tiene previsto regresar al país para cumplir su condena.

Asimismo, el 14 de agosto, las autoridades rusas detuvieron en rebeldía a Sergey Podsytnik, editor del medio online independiente Protocol.Samara, por distribuir información «falsa» sobre el ejército ruso. Podsytnik, que abandonó Rusia a principios de 2022, permanecerá detenido durante dos meses si regresa o es deportado a Rusia.

Los cargos contra Podsytnik, que conllevan un máximo de cinco años de prisión, se derivan supuestamente de una investigación del 19 de enero de 2023 del Protocolo.Samara sobre los soldados rusos muertos en un ataque ucraniano contra la ciudad de Makiivka, en el este de Ucrania, a finales de diciembre de 2022.

Las autoridades de Samara han registrado el apartamento de los padres de Podsytnik y los han citado para interrogarlos. El 28 de agosto, Protocol.Samara informó de que el investigador del caso del periodista intentó citar a su hermano menor para interrogarle.

Los correos electrónicos del CPJ al Tribunal de Basmanny y a la rama moscovita del Comité de Investigación ruso no recibieron respuesta inmediata. El correo electrónico del CPJ a la sucursal del Comité de Investigación Ruso en Samara recibió un mensaje de error.